Centro Arzuano Mellidense

Actividades

Declaración de interés cultural

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires declaró de interés cultural las actividades que desarrolla el Centro Arzuano Mellidense. Entre los fundamentos de esta iniciativa, el diputado Emilio Raposo Varela, autor del proyecto, destacó que la asociación “organiza actividades que incentivan el encuentro familiar reafirmando el amor y el respeto por las tradiciones de su patria”.

“Como miembro de la institución y descendiente de gallegos –ahondó Raposo Varela– es importante destacar que el Centro Arzuano Mellidense colabora de manera exhaustiva en la realización del ‘Buenos Aires celebra Galicia’, reuniendo a la colectividad gallega y el Gobierno autonómico con los vecinos de la ciudad de Buenos Aires, promoviendo la integración de esta cultura en nuestro país”.

UBICACIÓN:
Cochabamba 3245 – C.A.B.A.
Acceso  para personas  discapacitadas

PROPUESTA DE LA INSTITUCION

20: 00 hs.
Exposición de trabajos realizados con bolillos. La exposición también es un recorrido didáctico por esta técnica artesana nacida ya a mediados del siglo XVI.

20:20 hs.
Exposición de Trajes e instrumentos tradicionales de Galicia

21:00 hs:
Exposición de aparejos de labranza, artesanías en madera.

21:30 hs.
Presentación del Grupo de Teatro Argentino “Fernando Iglesias Tacholas”, con la obra MATEO de Armando Dicepolo. Mateo es una obra teatral perteneciente al género grotesco criollo, del escritor argentino Armando Discépolo. Narra la historia de un inmigrante alojado en un conventillo en la ciudad de Buenos Aires, y que vive sobre la base de la poca plata que gana con su caballo, Mateo, debido a la introducción del automóvil, aparte de que sus hijos no se preocupan por conseguir un trabajo.
El conflicto de la obra se presenta cuando un amigo del protagonista, quien había logrado triunfar en la Argentina, además de su trabajo legal gracias al robo, le comenta que si quiere puede conseguirle contactos para salir adelante, mostrando un dilema moral sobre el honor.
El nombre “Mateo” fue el que se popularizó después de la obra para los carruajes en la ciudad de Buenos Aires.